26/03/2020 Clarín - Nota - Tema del Día - Pag. 17

EL IMPACTO EN LA ACTIVIDAD
Para liberar restricciones y moderar la recesión, creen que la clave será hacer más test
Ezequiel Burgo
Según los especialistas hará falta saber datos de personas sanas para volver a trabajar. Se hacen 300 test por día.

Universidades, institutos, especialistas en políticas públicas y economía de Argentina y el mundo, aconsejaron en las últimas horas acelerar el número de testeos para que la recesión sea la menor posible. El Gobierno informó que el Malbrán hace 300 test diarios pero cuenta con capacidad para llegar a casi 900. La pregunta que muchos se hacen por estas horas es, ¿por qué no se testea más si hay capacidad? En las últimas horas se han dado a conocer distintas recomendaciones de política pública que apuntan en la misma dirección: detener la recesión que se viene: - El Instituto de Desarrollo Social Argentino señaló en un trabajo de ayer que una mayor cantidad de testeos permitiría flexibilizar la cuarentena y el confinamiento "sin aumentar los contagios". El informe recopila observaciones de la Organización Mundial de la Salud en base a los últimos 14 días.
- James Stock, profesor de Harvard de políticas públicas y ex miembro del equipo de Asesores Económicos del Barack Obama, publicó una nota esta semana recomendando testeos “aleatorios”, esto es, examinar a población al azar aún cuando no tenga los síntomas de la enfermedad. “Es crítico para saber qué respuesta dar desde la política pública y para la economía”.
- Un trabajo publicado ayer en el sitio Vox -sitio especializado en políticas públicas-, escrito por dos economistas, un infectólogo y epidemiólogo (Mathias Dewatripont, Michel Goldman, Eric Muraille y Jean-Philippe Platteau) va también en la misma dirección: identificar a los trabajadores inmunes al Covid es la medida más reactivante en el corto plazo.
Las mismas medidas que tomaron los gobiernos para cuidar la salud de los ciudadanos son las que enfriaron la economía. Por eso Ernesto Schargrodsky, economista, vislumbra un aumento de las presiones para aflojar la cuarentena. "Será necesario hacer más test, darán más información para la toma de decisiones y en función de ello abrir más la cuarentena". También coincide Adolfo Rubinstein, ex ministro de Salud: “Cuando se empiecen a levantar alguna restricciones, la Argentina tendrá que acompañar esa flexibilización por un testeo muchísimo mayor”.
Idesa, en su informe, recopiló que en Corea la tasa promedio diaria de nuevos casos fue de 2% y la cantidad de test realizados para detectar el coronavirus es de 6.150 x millón de hbitantes;

en Italia la tasa diaria de nuevos casos fue de 20% y la cantidad de test para detectar el coronavirus es de 3.500 x millón de habitantes.
“Estos datos muestran una alta correlación entre la cantidad de test para detectar el coronavirus y la desaceleración de nuevos casos reportados.
Mas allá de que operan una multiplicidad de factores, la correlación no es casual”, concluye.
El Gobierno informó que el instituto Malbrán analiza alrededor de 300 muestras diarias, que no tiene colmada su capacidad operativa y podría procesar el triple de muestras.
La pregunta que muchos se hacen es por qué no lo hace. Las respuestas de expertos consultados oscila entre que el país no cuenta con la cantidad suficiente de reactivos y que la estrategia oficial puede ser ahorrar test para cuando llegue el pico máximo del brote en un contexto de una fuerte demanda mundial de esos kits. El Gobierno anunció que espera 50.000 reactivos en estos días -la licitación se encargó la semana pasada-.
“En 3 semanas tendremos más clara la trayectoria de la epidemia en nuestro país. Hoy estamos viendo una foto de hace 15 días atrás porque hay casos que no se testean, están circulando con el virus y no lo vemos”, opina Rubinstein respecto a la llegada de los nuevos reactivos.
Según un artículo de The Wall Street Journal la crisis del coronavirus impacto más en los trabajadores de baja calificación. El 90% de la baja de empleos en EE.UU. se ha dado en el sector servicios. Se calcula que el PBI de la economía más grande del mundo podría caer hasta más del 20% en este trimestre.
“La mayoría de las recesiones son por fallas del mercado”, explica Stock esta semana en su trabajo. “Pero en este caso el disparador es el cierre de los servicios. Por lo tanto la respuesta que pueda dar cada gobierno, con datos de su población, puede marcar una gran diferencia a nivel global”.
"El Gobierno deberá evaluar qué medidas maximizan el cuidado de la salud y minimizan la recesión", plantea Schargrodsky. "No aflojar la cuarentena para los jubilados es una de ellas por ejemplo, pero con más información podrá determinar qué sectores podrían volver a trabajar, sin riesgo para la salud, y reparando el daño a la economía".

El Conurbano será clave. Una imagen, ayer, del impacto de las restricciones en Isidro Casanova para no salir de los hogares. MAXI FAILLA


#98901908   Modificada: 26/03/2020 01:48 Superficie artículo: 705.48 cm²
Cotización de la nota: $1.305.144
Audiencia: 213.000


  
www.ejes.com | Santiago del Estero 286 4º piso - Of. 5 Buenos Aires | TE. 5352-0550