28/03/2020 La Nación - Nota - Opinión

De los lectores: cartas & mails


Tan importante como hacer cuarentena (y distanciamiento) es que aquellos que estén exceptuados puedan desplazarse efectiva y libremente. El decreto que dispuso la cuarentena obligatoria estableció también las excepciones, para asegurar el aprovisionamiento, la producción y distribución de productos, justamente para que la mayoría cumpla con el aislamiento. De lo contrario, la cuarentena es simplemente imposible y fracasará. No solo las personas afectadas al sistema sanitario deben movilizarse. También los que venden alimentos, los que los distribuyen, los que los producen (incluido el agro), los que los almacenan, los que asisten a los fabricantes, proveyendo insumos y servicios, los que arreglan las maquinarias y los camiones. Si gran parte de la cadena productiva no está activa, el aislamiento es simplemente imposible. El propio gobierno de la ciudad de Buenos Aires dispuso una suerte de cerrojo, que si bien detecta algunos incumplidores, traba seriamente el desplazamiento de las personas que deben necesariamente trasladarse para que la cuarentena pueda ser cumplida por la gran mayoría. Por detectar a unos pocos incumplidores, la gran mayoría que cumple con la cuarentena se verá perjudicada. Sugiero que se levante el control estricto y se establezcan controles aleatorios constantes y con severísimas penalidades para los incumplimientos. Felicito a todos aquellos que en esta circunstancia deben movilizarse para poder producir y distribuir bienes, que son omitidos en los aplausos multitudinarios que diariamente homenajean a los que forman parte del sistema de salud. Pablo Correch DNI 17.203.219 Preocupante Estamos trabajando en conjunto y ayudando al intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, en todo lo que podemos en el Consejo Sanitario de urgencia, pero nos preocupan, por un lado, las diferencias asimétricas entre nuestros recursos y el de otros lugares (ni hablar CABA), algo que durante años estuvimos planteando por la coparticipación; y por el otro, el aislamiento que tanto la ciudad como distritos vecinos (como Ezeiza y Lomas de Zamora) realizan. Hace semanas que intento alertar sobre esta situación para pedirles a nuestros vecinos que #sequedaencasa, pero mucha de nuestra gente vive de la informalidad y de la "diaria", con lo cual, sumado a la gran cantidad de villas y asentamientos, hace que hacinamiento y aislamiento sean sinónimos. Todo este combo me ocupa y me preocupa. Miguel Saredi msaredi@gmail.com Oportunidad Mientras la vicepresidenta de la Nación y su hija viven generando rencores a través de las redes, alentando divisiones, manteniéndose en su rol de víctimas y no de victimarias del caos en el que dejaron el país, luego de 12 años de saqueo a las cajas del Estado, el ministro de Seguridad de Santa Fe, Marcelo Sain, culpa a los "chetos" de las clases altas y medias altas por haber hecho ingresar el virus en la Argentina, haciéndose el distraído con las dos primeras y con la multitud de políticos y jueces que viajaron al exterior, a los que omitió en su crítica. Y si se suma a los vividores y vividoras del "curro" de los derechos humanos que continúan rumiando sus venenos de odio y resentimiento, creo que estamos perdiendo una fantástica oportunidad para iniciar un camino hacia la paz social y la concordia entre los argentinos. El 24 de marzo leí en la nacion un excelente artículo de Andrés Pallaro, en el que nos invita a construir un mundo mejor, en el que todos nos respetemos y tengamos cabida. Esta terrible plaga nos debe hacer pensar en todo lo que estamos haciendo mal, desde nuestra relación con Dios, al que muchos han expulsado de sus vidas, hasta la que debemos entablar con el de al lado. Estamos viendo cómo mueren diariamente cientos de personas y seguimos enfrascados en nuestros egoísmos, odios y rencores. En una carta de lector, la profesora del ITBA Claudia Buongiorno cita a Martín Feldstein, quien dice: "Depende de nosotros hacer que esta amenaza constituya una oportunidad para hacer más productivo nuestro trabajo y más competitivas nuestras organizaciones". ¿Y si en lugar de desvivirnos por nuestras necesidades económicas, aprovecháramos este "retiro espiritual" forzado para preocuparnos por nuestras necesidades espirituales y morales, para intentar ser un poco mejores, volviendo a los valores del amor a Dios, a la Patria y la familia? Tal vez sea esa, la respuesta que el Señor esté esperando de nosotros. Teniente Coronel (R) EmilioGuillermo Nani LE 4.526.260 Vuelos de regreso Somos una de las tantas familias que quedaron varadas en un aeropuerto queriendo regresar a su país. Solo quiero agradecer a la compañía Delta Airlines, que nos trasladó de Miami a San Pablo, y a la compañía Turkish Airlines, que nos trajo desde esa ciudad brasileña a Buenos Aires, que sobre el límite de tiempo establecido no cancelaron sus vuelos y trasladaron a sus pasajeros. No así a la compañía United Airlines, que teniendo los pasajes con ella para retornar a nuestro país nos dejó varados en el aeropuerto de Miami cancelando su vuelo en el momento que estábamos despachando equipaje. No había motivo para la cancelación del vuelo salvo lo expresado por su personal, que afirmó que no tenían pasajeros suficientes para el regreso y que teníamos que esperar a mediados de abril. Cuando les sugerí una reubicación me respondieron que teníamos que arreglarnos por nuestra cuenta. Así lo hicimos. Hotel, compra de nuevos pasajes y demás. Delta nos trasladó el día siguiente. ¿Cómo Delta lo hizo el día posterior y ellos no lo hicieron el día anterior? Va mi agradecimiento entonces a Delta y a Turkish Airlines, que completo nuestro regreso. Ambas compañías demostraron una gran responsabilidad frente a sus pasajeros. Ricardo Colman Lerner DNI 93.685.045 Coincidencia Hay gente tocada por la suerte. Qué coincidencia tan notable que pudieran regresar del exterior Cristina Kirchner y su hija Florencia, justo un día antes de que se prohibieran las repatriaciones. ¿O será como imaginan algunos mal pensados que se fijó la fecha de esta prohibición en función de la del regreso de ambas? Sería de no creer que la salubridad de un país entero en un momento tan delicado dependiera de las circunstancias particulares de dos personas. Aunque dice un refrán que "todo es posible en la viña del Señor". Y más por estos pagos. Roque A. Sanguinetti roquesang@yahoo.com.ar Máscaras Que la saliva es el vehículo de contagio del coronavirus es un hecho remarcado por los científicos desde el inicio de la pandemia. Por lo tanto, el principal objetivo para evitar la transmisión de persona a persona debiera apuntar a impedir que la saliva del infectado llegue a las puertas de entrada del sano. Vale decir a su nariz, boca y ojos. Llama la atención que no se implemente el uso de máscaras de plástico transparente similares a las que se usan profesionalmente en laboratorios, que sean de fácil y económica producción masiva. Una barrera de plástico transparente evitará el ingreso del virus por nariz, boca y ojos en las microgotas de saliva, con la ventaja adicional de que impide que nos toquemos la cara con las manos contaminadas. Ya es sabido que los barbijos no dan suficiente protección. ¿Por qué no se tiene en cuenta el uso de estas máscaras? Sobre todo para los que están más expuestos al contagio: personal sanitario, fuerzas de seguridad, cajeros de supermercados, etcétera. Carlos Acosta Güemes DNI 4.436.955 Coherencia El 25 de marzo, para los argentinos Día del Niño por Nacer, según decreto del presidente Menem, coincidió con el 25º aniversario de la encíclica Evangelium vitae , de San Juan Pablo II. Dice esa encíclica: "El aborto y la eutanasia son crímenes que ninguna ley humana puede pretender legitimar. Los cristianos, como todos los hombres de buena voluntad, están llamados, por un grave deber de conciencia, a no prestar su colaboración formal a aquellas prácticas que, aun permitidas por la legislación civil, se oponen a la ley de Dios. En efecto, desde el punto de vista moral, nunca es lícito cooperar formalmente en el mal. La vida humana es sagrada e inviolable en todas sus fases y situaciones. Es un bien indivisible. Por lo tanto, se trata de hacerse cargo de toda la vida y de la vida de todos". En las actuales circunstancias, en que el Gobierno ha tomado medidas tan severas en salvaguarda de la vida de los argentinos debido a la propagación del coronavirus, la mínima y elemental coherencia obliga al Gobierno y a la dirigencia política a dejar de lado la ideología y desistir de la promoción del aborto, que se cobra en el mundo millones de víctimas inocentes. Alberto Solanet ASolanet@estudiosolanet.com.ar Paisaje nocturno La cuarentena tiene identidad propia, peculiar. Durante la noche, profundiza la orden de enclaustrarse y su correlato, el silencio. Para corroborarlo, llegué hasta la puerta de mi casa en el conurbano bonaerense. A través de sus rejas, lindantes con una vereda desierta, observé luces mortecinas, centinelas hasta la madrugada. Afiné mi oído en pos de percibir el sonido de pasos apurados. Vano intento. Nadie despeinaba las baldosas atildadas ni tampoco mortificaba el asfalto, ahora intransitado. Apenas se filtraba el sonido de alguien, empeñado en pulsar una guitarra de música esquiva. No parecía diestro en el arte de encrespar las cuerdas. Una y otra vez fracasó hasta que la calma volvió a imperar. Ahora, el paisaje, hasta donde la mirada lo permite, se reitera: mutismo y sombra. Solo un perro vagabundo, díscolo a la hora del encierro, ladra hacia la nada. Alejandro de Muro demuroalejandro4@gmail.com En la red Coronavirus: el inicio de las clases, demorado Facebook "Como docente jubilada apoyo a que se extienda la cuarentena. Los niños deben estar protegidos y por consiguiente vamos a proteger así a los padres, maestros, a todo el personal y sobre todo a los abuelos y mayores", Lisi Car "Es lo más lógico", Nilda Salvi "Lo más importante ahora es la salud y seguridad de todos", Olga Vasilieva Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina ADEMÁS De los lectores: cartas & mail

#99031242   Modificada: 28/03/2020 03:00 Tirada: 121600
Difusión: 604692

Audiencia: 100.000

  
www.ejes.com | Santiago del Estero 286 4º piso - Of. 5 Buenos Aires | TE. 5352-0550